Saint Eulalie d'Olt

Villa medieval cubierta con flores

La aldea medieval de Sainte Eulalie d’Olt se encuentra acurrucada en un remanso de vegetación, en la orilla izquierda del Lot, más abajo de Saint Geniez d’Olt. La iglesia del siglo XI, el castillo del siglo XV, el palacete renacentista y la rueda del molino forman parte del decorado de este pueblo florido por cuyas callejuelas estrechas y tortuosas da gusto pasear.  Os seducirá la vista que ofrece este pueblo « más bonito de Francia » sobre el Valle del Lot.

Sainte-Eulalie d'Olt

Ciudad de Arte

Sainte Eulalie d’Olt ha apostado por el arte hace muchos años, no sólo gracias a su riqueza arquitectónica, sino también gracias a sus habitantes.

El ejemplo más significativo es el de Marcel BOUDOU, pintor a quien han consagrado un museo bautizado con su nombre: museo galerie Marcel BOUDOU.

Otros artistas, recién instalados, han llegado atraídos por el proyecto del municipio « Sainte Eulalie d’Olt - Sainte Eulalie d’Art » que pretende desarrollar un polo artístico dinámico.

Así han instalado la Petite Ecole d'Art(pequeña escuela de arte) en la antigua escuela comunal en 1998, y han creado la Grange des Arts(la finca de las artes).

Sainte-Eulalie d'Olt

Insólito

La procesión de la Santa Espina

La iglesia posee un relicario que contiene un fragmento de la corona de espinas de Cristo en cuyo honor se celebra una procesión cada segundo domingo de julio. Todos los habitantes del pueblo, trajeados, reconstituyen las fases principales de la subida de Cristo al Calvario. El fin de semana entero se pone de fiesta, con baile tradicional, comida y fuegos artificiales.

La rifa de la gallina

Cada año, para el Día de Todos los Santos, se celebra una curiosa subasta: desde hace siglos, el ujier ofrece como primer premio una gallina viva. Se sortean luego otros premios que ofrecen los parroquianos: aguardiente, huevos, avellanas, lienzos... Esto permite recaudar fondos para la parroquia con el fin de costear misas para los difuntos.