250 km. de emociones

La diversidad os espera a lo largo del río Aveyron: patrimonio, cultura y actividades en plena naturaleza se dan cita allí. Os encantarán el castillo de Séverac-le-Château y la ciudad de Rodez con su catedral y su campanario tan particular. En cuanto al pueblo pintoresco de Belcastel, infunde serenidad... En el país de las bastides, los pueblos de Villefranche-de-Rouergue y Najac os proyectarán en su rico pasado medieval. Allí también, los más valientes podrán divertirse en las aguas tumultuosas del río Aveyron.

Sévérac-le-Château

Sévérac-le-Château

No os podéis perder la subida a la loma desde donde se goza de una magnífica vista sobre la ciudad medieval y el valle del Aveyron.

Podréis recorrer el legendario castillo construido entre los siglos XIII y XVIII: sus fortificaciones, las torres, la cortina (muro) y las cocinas que ofrecen animaciones sobre la temática de la cocina medieval ¡con degustación! También podréis participar en otras animaciones con trovadores y maestros cetreros. Los niños se divertirán con los juegos medievales y aprenderán a ser verdaderos aprendices de caballeros.

Para saberlo todo sobre el castillo

Si hacéis la visita en verano, no os perdáis el espectáculo de luces y sonido de Jean le Fol.

Otras visitas:
- La Maison de Jeanne (casa de Juana)
- La Maison des Consuls (casa de los cónsules)
- El Museo municipal de arqueología


En los alrededores, la ruta de los dólmenes y de las fuentes abovedadas, el pueblo de Saint-Grégoire

La catedral de Rodez

Rodez

Se ve desde varios kilómetros a la redonda, encaramada en su pico rocoso: la catedral es el emblema de Rodez, la vigila... Con su campanario gótico todo de “encaje” de piedra arenisca rosa, os servirá de punto de referencia durante la visita a la capital del Rouergue (antiguo nombre del Aveyron).

Si subís al campanario, tendréis una vista magnífica sobre la ciudad y el río. Si bajáis del pico, alcanzaréis el río. El sitio de Layoule ha sido acondicionado para disfrutar plenamente de las orillas del Aveyron: juegos para niños, mesas para picnic, recorridos pedestres...

Descubrir Rodez

Bozouls y su “agujero”

En las cercanías, Bozouls y su “agujero”.

¡Sí, sí!, su agujero o abismo. Una maravilla geológica de 400 metros de diámetro y 100 de profundidad. Cuesta imaginar que es el modesto río Dourdou que corre abajo el que ha excavado durante miles de años este soprendente circo natural con forma de herradura en pleno corazón del Causse.

Desde arriba, se tienen varios puntos de vista sobre el abismo pero también se puede admirar desde abajo. El terreno ofrece varias opciones de excursiones y un sendero botánico que permite ver más de un centenar de especies de plantas.

Visitar :

- La iglesia románica Sainte Fauste (siglo XII) encaramada casi en la punta del promontorio.

- Terra Memoria, un espacio para descubrir los paisajes del Aveyron. Enseña de manera lúdica la formación y evolución de la tierra y del Aveyron. 

Belcastel

Belcastel

Si seguí el curso del río Aveyron, alcanzaréis el pueblo de Belcastel, clasificado entre “los Pueblos Más Bonitos de Francia”. Es un pueblo pintoresco cuyos habitantes han conseguido preservar las antiguas casas. El precioso castillo ha sido rescatado de un estado ruinoso en los años 1970 por el arquitecto Fernand Pouillon, quien se enamoró del pueblo.

Hoy se ha convertido en una etapa obligatoria con el encanto único de su espléndida arquitectura. Y si os gusta pasear, disfrutaréis con los numerosos senderitos que bordean el río.

Descubrir Belcastel

Para saberlo todo del castillo

Villefranche-de-Rouergue

Villefranche-de-Rouergue

¡Es la bastide del Rouergue por excelencia! Un plano urbano regular, con calles que se cruzan en ángulos rectos y que llevan a la plaza mayor rodeada bordeada con soportales. Está dominada por la impresionante colegiata que vela por el buen desarrollo del mercado que tiene lugar en la plaza cada jueves.

Gracias a su rico pasado comercial, Villefranche-de-Rouergue pudo construir la cartuja Saint-Sauveur, del siglo XV, una obra maestra de estilo gótico.

Descubrir Villefranche-de-Rouergue  

El castillo de Najac

Najac

En Najac, el río Aveyron se vuelve tumultuoso y volvemos a encontrarnos con gargantas estrechas que ciñen la bastide.

Se entiende muy fácilmente porque Najac está clasificado entre los “Pueblos Más Bonitos de Francia”. No sólo lo está por su impresionante fortaleza real encaramada sobre las rocas, sino también por su pueblo con calle única que parece estar en equilibrio sobre la cresta rocosa. También lo justifica su entorno y sus riquezas naturales, con el río abajo que permite gozar de actividades en plena naturaleza: BTT, canoa, senderismo...

Descubrir Najac